dreamair

El aeropuerto de Reus pone en servicio el nuevo edificio de salidas, que duplica su capacidad

La Secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, y el Presidente de Aena, Juan Lema, inauguraron el pasado viernes el nuevo edificio de salidas del Aeropuerto de Reus, que incorpora 3 nuevas puertas de embarque y 2 locales comerciales. Con esta ampliación el aeropuerto podrá atender hasta 3 millones de pasajeros, el doble que en la actualidad. Sin embargo  esta mejora se produce cuando el tráfico de pasajeros experimenta en los que va de año un importante descenso, cifrado en el 21% en el primer semestre del año.

Con esta nueva zona de embarque, de 4.710 metros cuadrados incluyendo el bloque técnico, el Aeropuerto de Reus cuenta con seis puertas de embarque en la zona de salidas.  También se amplía la oferta comercial que pasa de dos a cuatro locales comerciales.

Esta ampliación dota al aeropuerto de más capacidad para atender su creciente demanda de pasajeros, mejorando el confort, especialmente en las puntas de tráfico. Así mismo, facilita una mayor flexibilidad para el tratamiento de los distintos flujos de pasajeros en función de su tipología.

 

Para la puesta en marcha del nuevo edificio, Aena ha realizado pruebas de explotación de las nuevas instalaciones para garantizar su correcta operatividad y funcionamiento desde el primer momento.

 

Esta puesta en explotación forma parte de una serie de actuaciones que conforman la ampliación del Área Terminal del Aeropuerto de Reus, entre las cuales destaca el edificio de facturación, con 23 mostradores de facturación,  ya operativo desde noviembre de 2008, además de otras actuaciones como la remodelación del patio de carritos cubierto y la urbanización de espacios adyacentes, con una superficie de 1.800 metros cuadrados y dos hipódromos. Así, la inversión total realizada por Aena en todo el área terminal del aeropuerto asciende a 19.355.643 euros.

 

Aspectos medioambientales

Por otra parte, en la concepción de este edificio, al igual que en el resto del Aeropuerto, se han tenido en cuenta aspectos medioambientales y de ahorro energético, así como la integración en el entorno y la consonancia con las edificaciones e instalaciones actuales. Ejemplo de ello es la instalación de aseos ecológicos, fabricados con materiales reciclables que no precisan la utilización de agua ni de agentes químicos, y gracias a los cuales, se estima un ahorro superior a los 3.700.000 litros de agua al año.

 

Otra instalación que conlleva un gran ahorro energético es la del control solar: se han montado unas lamas automatizadas situadas a lo largo de la fachada principal que variará la incidencia de los rayos solares en el interior del Terminal,  disminuyendo el trabajo de los equipos destinados a climatización, tanto a la hora de calentar en invierno como la refrigeración en los meses más calurosos.

 

Otras actuaciones

Al mismo tiempo, han finalizado las obras de ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves y la construcción de una nueva calle de conexión con una de las cabeceras de pista. Tras la adecuación y ampliación de la plataforma el aeropuerto tiene un total de 18 puestos de estacionamiento de aeronaves -12 de aviación comercial y 6 de corporativa-, 13 más de los que poseía antes de esta ampliación.

 

Asimismo, se ha incrementado el número de plazas de aparcamiento con la construcción de los parkings P4 y P5, que tienen capacidad para 1.079 vehículos. Tras esta actuación, que ha significado una inversión cercana a los 300.000 euros, el aeródromo dispone actualmente de un total de  2.066 plazas destinadas a los usuarios.

 

De cara al futuro, ya han sido adjudicadas una serie de obras de mejora del campo de vuelo que incluirán entre otras actuaciones la pavimentación de los márgenes de pista, la adecuación de calles de rodaje o la ampliación de un apartadero de espera, todo lo cual contribuirá a la mejora de las infraestructuras aeroportuarias de Catalunya que desarrolla el Ministerio de Fomento a través de AENA.