dreamair

AENA acomete mejoras en los aeropuertos de Logroño, Málaga y Jerez

Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) ha adjudicado las obras de adecuación del campo de vuelos del Aeropuerto de Logroño a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las empresas Iruña y Mendigorri. El presupuesto de adjudicación es de 1.646.211,25 euros y el plazo de ejecución es de seis meses.

Esta actuación se incluye en el proceso de adecuación continua del Aeropuerto de Logroño-Agoncillo a las últimas normas técnicas de Aviación Civil tendentes a la consecución de la certificación del aeropuerto. Como referencias principales para la realización de este proyecto figuran las normas y métodos recomendados para el diseño de aeródromos en el Anexo 14 al convenio de Aviación Civil Internacional; la adecuación del balizamiento a los requisitos de procedimientos de baja visibilidad y la normalización de sistemas eléctricos de Aena, de reciente introducción.

 

Este proyecto, incluido entre las actuaciones que se han tenido en cuenta para la confección de la Declaración de Impacto Ambiental del aeropuerto, contempla, entre otras actuaciones, la nivelación de RESAs (área de seguridad de extremo de pista) y de franjas de rodadura, así como la eliminación y adecuación de diversos elementos del campo de vuelos.

 

Instalarán en la T2 de Málaga dos pasillos

rodantes para los pasajeros que embarcan

 

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) ha adjudicado a la empresa Thyssenkrupp Elevadores el suministro y la instalación de dos nuevos pasillos rodantes en la terminal Pablo Ruiz Picasso (T2) del Aeropuerto de Málaga por un importe de 532.312 euros y un plazo de ejecución total de seis meses. Los nuevos pasillos rodantes irán ubicados entre los muelles C y B y servirán para reducir los recorridos a pie de los viajeros que embarcan por el dique B. Entre las peculiaridades de la nueva infraestructura, destaca su colocación pues se trata de un modelo de pasillos móviles que no se sitúan a ras de suelo sino que van elevados, a 40 centímetros del nivel del forjado, y continuos, uno tras otro. Los nuevos pasillos mecánicos tienen 25 y 35 metros de largo cada uno, una longitud que acerca en gran medida las distancias entre la nueva T3 y el dique B, en la T2. Además, los pasillos contarán con variadores de frecuencia y temporizador horario, lo que contribuye al ahorro energético y da respuesta al compromiso de Aena con el medio ambiente.

 

Adjudicado el mobiliario de la zona de

salidas del aeropuerto de Jérez

 

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) acaba de adjudicar el equipamiento de la segunda fase de ampliación del edificio terminal del Aeropuerto de Jerez, que afecta a la zona de salidas. El proyecto, al que optaban cerca de una decena de empresas, lo realizará el Grupo Línea por 552.236,70 euros y con un plazo de ejecución de ocho meses. Se trata de dotar a las nuevas instalaciones de mobiliario, bancadas y accesorios de oficina. Para ello, se emplearán elementos tanto de fabricación en serie como diseñados específicamente para este proyecto. Todos ellos tendrán que reunir las condiciones suficientes de funcionalidad, durabilidad, solidez, facilidad de limpieza y posibilidad de reparación o sustitución de piezas. Otra actuación recién adjudicada es la relativa al solado de las zonas no ampliadas del edificio terminal. Con una inversión de 412.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, la obra será desarrollada por dos empresas: Construcciones Glesa y Opsa (Obras y Pavimentos Especiales).

Esta renovación afectará al sótano, la planta baja y la planta primera del edificio, así como al vial del patio de carrillos. De acuerdo con el proyecto, en el sótano se procederá al tratamiento superficial de la solera existente; en la planta baja se levantará el pavimento actual y se sustituirá por terrazo, mármol y granito, y en la primera el reemplazo del suelo será por el terrazo. En cuanto al vial del patio de carrillos (es la zona en la que se realiza la clasificación e inspección de los equipajes antes de embarcarlos en el avión o de depositarlos en los hipódromos de recogida), se demolerá el pavimento de hormigón existente y se colocará una solera de hormigón armado.