dreamair

Realizan un simulacro de accidente en el aeropuerto de Girona con 80 voluntarios

Simulacro accidente

En el operativ han intervenido 80 personas

El Aeropuerto de Girona-Costa Brava ha realizado hoy un simulacro, denominado Operación «Tramontana 2013», con el objetivo de evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos, analizar la eficacia de los mismos y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados en la atención de una emergencia aeronáutica.

Con este ejercicio el Aeropuerto de Girona-Costa Brava cumple la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) respecto a la planificación de las emergencias en los aeropuertos, según la cual se deben realizar periódicamente simulacros generales de accidentes de aviones de pasajeros en sus instalaciones.

El simulacro, organizado conjuntamente con la Direcció General de Protecció Civil (DGPC), también ha contado con la colaboración de la Subdelegación del Gobierno en Girona y la Delegación de la Generalitat en Girona.

Operación «Tramontana 2013»

La Operación «Tramontana 2013» ha simulado el accidente de una aeronave que se precipita durante la maniobra de despegue, aparentemente por un fallo de los motores. El avión, un Embraer 145 con 50 personas a bordo, impacta con dos vehículos situados en la zona sur del aeropuerto provocando un incendio.

Intervención de los bomberos

La aeronave lleva 46 pasajeros y 4 miembros de la tripulación. Mientras que en uno de los vehículos, también iba un ocupante que queda atrapado en el interior. En la hipotética incidencia mueren 4 personas, 9 resultan heridas muy graves, 10 graves y 27 heridos leves.

La torre de control, al detectar el accidente, activa la alarma que se escucha simultáneamente en el Servicio de Extinción de Incendios del aeropuerto (SEI) y en el Centro de Coordinación Aeroportuaria (CECOA). De inmediato se activa el Plan de Emergencias Aeronáuticas.

Los operadores de CECOA inician el protocolo de llamadas correspondientes a la fase de emergencia: al 112, al Centro de Coordinación de Emergencias de Catalunya (CECAT) de Protección Civil de la Generalitat, que coordinará la activación de medios externos, al director del aeropuerto, etc.

Protecció Civil de la Generalitat activa el Pla Especial per a Emergències Aeronàutiques a Catalunya, el Aerocat. Este plan está diseñado para hacer frente a todas aquellas emergencias de accidentes aeronáuticos que se den en cualquier punto del territorio catalán, y también para cualquier otra emergencia que tenga lugar en los aeropuertos, aeródromos y helipuertos de Catalunya.

A nivel operativo, los bomberos del aeropuerto son los primeros en llegar al lugar del accidente. El jefe de dotación determina el área de intervención y comienzan las tareas de extinción y de atención a los heridos. Se establece una zona segura para la estabilización de heridos a la vez que llegan las dotaciones de los Bomberos de la Generalitat y las primeras ambulancias del SEM.

La jefa de operaciones del aeropuerto llega al lugar del accidente, establece el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en zona segura e informa a CECOA para que lo comunique a los efectivos que deben dirigirse a él. Al mismo tiempo, el director del aeropuerto constituye el Puesto de Mando Principal (PMP) y se incorpora a la Sala de Crisis, a la que también se incorporan la Direcció General de Protecció Civil, Subdelegación del Gobierno en Girona, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Mossos d’Esquadra, la compañía aérea y la compañía de handling.

Desde la Sala de Crisis, el director del aeropuerto ordena la activación de las salas de ilesos y familiares, donde se presta atención médica y psicológica a las víctimas que han resultado ilesas del accidente y a los familiares que se desplazan hasta el aeropuerto. Personal de Aena Aeropuertos, de la compañía aérea, de la compañía de handling, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y médicos y psicólogos del SEM y Cruz Roja se encargan del funcionamiento de dichas salas.

Medios materiales y humanos

Foto: Aena

Bombers de la Generalitat participan con 3 Bombas Rurales Pesadas y un Furgón de Salvamentos Varios, además de 3 Unidades de Personal y de Carga. Además de familiarizarse con las instalaciones del aeropuerto, el simulacro permite a los bomberos poner en práctica la coordinación con los operativos de emergencias de Aena Aeropuertos y estar presentes en el Puesto de Mando Avanzado y en la Sala de Crisis del aeropuerto, desde donde se hace el seguimiento integral de la emergencia.

Por parte de Mossos d’Esquadra, han participado 21 agentes y mandos y 7 vehículos. Por su parte, el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) ha participado con un helicóptero y un total de 13 unidades: 3 ambulancias de Soporte Vital Avanzado (SVA), 5 ambulancias de Soporte Vital Básico (SVB), 2 ambulancias de Soporte Vital Intermedio (SVI), y un vehículo de intervención rápida (VIR), que comportan en total de movilización de 26 profesionales del SEM.

80 voluntarios

El SEM se ha encargado de instalar en el lugar del accidente el Punto médico avanzado (PMA) donde se ha hecho la recepción de enfermos, la evaluación y estabilización para proceder al traslado al hospital de destino más adecuado según su patología.

Por otra parte, el Instituto de Medicina Legal de Cataluña y la Policía Científica de la Guardia Civil se encargan, respectivamente, del reconocimiento de cadáveres y de recoger datos y pruebas en el lugar del accidente.

Cerca de 80 voluntarios han participado en el simulacro. Se trata de estudiantes del ciclo formativo de grado medio de Técnico en Emergencias Sanitarias de la Escuela Garbí de Salt y alumnos de la Escuela de Enfermería de la Universitat de Girona.

Tal y como estaba previsto, el ejercicio de coordinación de emergencias no ha afectado la operatividad diaria del Aeropuerto de Girona-Costa Brava.