dreamair

Entra en servicio la nueva terminal T2 del aeropuerto de Valencia

Imagen del nueva terminal

La nueva Terminal T2 del Aeropuerto de Valencia entró ayer en servicio coincidiendo con uno de los días de verano con más tráfico en el Aeropuerto, con 142 operaciones. El Edificio Terminal T2 de Valencia forma parte del Plan Levante, impulsado por el Ministerio de Fomento a través de Aena Aeropuertos para llevar a cabo una completa renovación y modernización de las instalaciones aeroportuarias.

Las obras de ampliación, que arrancaron en abril de 2010, incluyen además del Edificio Terminal T2, el Nuevo Aparcamiento, una Nueva Central Eléctrica, un nuevo Sistema de Inspección y Tratamiento de Equipajes (SIEB) y una Red Multiservicio y Equipamiento. El Edificio Terminal T2, que se ha realizado por la fachada Este, incluye una nueva zona de comercio y restauración. Además, cuenta con un nuevo vestíbulo de facturación compuesto por 21 mostradores de facturación, uno de ellos de equipajes especiales, y un nuevo control de seguridad.

Asimismo, la zona de embarque posee cuatro puertas de embarque, dos de ellas para posiciones en contacto, y dos pasarelas. En cuanto a las cintas de recogida de equipajes, el Edificio Terminal T2 cuenta con 4, una de ellas para equipajes especiales, así como con la correspondiente sala de llegadas. La superficie total construida supone un total de 26.600 m2, repartidos en 5 plantas. 

Nuevo aparcamiento

Además del Edificio Terminal T2, se ha construido el Nuevo Aparcamiento, situado frente al edificio terminal T2 y compuesto por una planta baja y tres en altura. La planta baja y parte de la primera están destinadas exclusivamente a vehículos de alquiler de las empresas concesionarias, mientras que las plazas restantes se destinan a uso público. Dispone de una superficie media de 13.800 m2 por planta y capacidad para 1.689 vehículos, que se sumarán a las 1.899 plazas de aparcamiento actuales, lo que da un total de más de 3.500 plazas.

Nueva central eléctrica

Otra actuación incluida en el Plan ha sido la construcción de una Nueva Central Eléctrica, situada en la zona sur del Aeropuerto y necesaria para poder suministrar la potencia eléctrica requerida por estas actuaciones de ampliación. Además, esta nueva central pasa a ser la principal, contando con un conjunto total de seis grupos electrógenos para emergencia, de 2.500 kVa cada uno, mientras que la actual queda como Centro de Reparto.

Tratamiento de equipajes

Asimismo, el Edificio Terminal T2 cuenta con un Sistema de Inspección y Tratamiento de Equipajes (SIEB), con capacidad para procesar 2.000 maletas a la hora y realizar la inspección del 100% del equipaje. Además, el sistema está preparado para recibir equipaje facturado desde hoteles o cruceros.

Pruebas previas

Por otra parte, durante el mes de julio, Aena Aeropuertos ha testado las nuevas instalaciones a través de las pruebas básicas, que han consistido en 6 sesiones en las que ha participado el personal que desarrolla su labor en el Aeropuerto de Valencia, trabajadores de Aena Aeropuertos, compañías aéreas, compañías handling, personal de asistencias técnicas y efectivos de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En las pruebas realizadas se han comprobado los distintos procesos aeroportuarios. Entre otros, se han sometido a control los accesos, aparcamientos, facturación, tratamiento e inspección de equipajes, filtros de seguridad, embarque, recogida de equipajes y controles de pasaportes e inspección aduanera. También se han realizado dos sesiones más de pruebas.

Una sesión de pruebas de aeronaves, con tal de comprobar el correcto funcionamiento de las dos nuevas pasarelas y sus sistemas asociados (guías de atraque y 400 Hz). Y una sesión de pruebas de explotación de las instalaciones de la ampliación del Edificio Terminal, en las cuales se ha testado el sistema de protección contra incendios.

De forma adicional, se ha preparado una formación dirigida a aquellos colectivos críticos, que tengan que operar y/o mantener las nuevas instalaciones del Edificio Terminal T2, así como aquellos que tengan que desarrollar su actividad en el aeropuerto, con la finalidad de que, desde el primer día de trabajo en sus nuevos puestos, cuenten con la seguridad y confianza necesarias para que la actividad aeroportuaria se desarrolle con total normalidad. Así pues, antes de la puesta de explotación se han realizado 70 cursos, con un total de 378 horas de formación.