dreamair

El Solar Impulse volará esta primavera a Marruecos haciendo escala en España

El solar Impulse, en 2011 durante un velo

Los implsores del avión ecológico Solar Impulse, que vuela con cuatro motores eléctricos alimentados por energía solar, han anunciado que esta primavera intentarán volar desde Suiza a Marruecos, cubriendo 2.500 km. Este viaje coincidirá con el inicio de la construcción en la región de Ouarzazate de la mayor planta solar térmica que se haya construido hasta la fecha.



Durante el mes de mayo o junio, el Solar Impulse hará su vuelo más largo, pues atravesará los Pirineos y el Mediterráneo. El avión lo pilotarán Bertrand Piccard y André Borschberg y se prevé que el avión invierta en el vuelo 48 horas. El cambio de pilotos se realizará durante una parada técnica que harán en España, aunque en el comunicado de Solar Impulse no se precisa en qué aeropuerto aterrizará el avión. A la vista de la escasa velocidad del avión para despegar y aterrizar, estas maniobras prometen ser una cita importante para los spotters.

 

El largo vuelo servirá como ensayo para la realización de la vuelta al mundo en varias etapas que se prevé realizar 2014. El vuelo servirá también para que el equipo de tierra misión se coordine con los gestores de los aeropuertos, así como estudiar la integración del prototipo HB-SIA en el mantenimiento del avión y logística. Conviene recordar que el HB-SIA no será el avión con el que se intente dar la vuelta al mundo, pues para esta aventura se está construyendo un nuevo avión, que recoge la experiencia acumulada con el HB-SIA.

El equipo de Solar Impulse dará la bienvenida en Marruecos por la Agencia Marroquí de Energía Solar (MASEN), cuya función es desarrollar un plan de energía solar de Marruecos. Este programa es el más ambicioso no sólo en la región sino del mundo entero, en términos de estrategias innovadoras y de integración a gran escala de las tecnologías solares.

Marruecos propone para el año 2020 haber construido cinco complejos solares, generando un total de 2.000 megavatios y evitar la emisión a la atmósfera de 3,7 millones de toneladas de CO2. La planta de energía solar térmica en la región de Ouarzazate, que tendrá una capacidad de 160 MW, es parte del complejo de energía solar, que alberga una amplia gama de instalaciones de energía solar que, en 2015, generará un total de 500 MW.