dreamair

Llega a Sabadell procedente de Madrid un DC-3 que se donó a la Fundació Parc Aeronàutic de Catalunya

Hoy ha llegado al Aeropuerto de Sabadell en dos camiones tráiler el Douglas DC-3 (EC-ASP) que desde 1974 estuvo abandonado en el aeropuerto de Madrid – Barajas. El avión ha pasado a formar parte del patrimonio de la Fundació Parc Aeronàutic de Catalunya, cuyos socios y colaboradores tienen ante así una ingente labor para adecentar su imagen y reconstruirlo durante los próximos años. Durante los 37 años que ha estado abandonado ha sufrido un importante deterioro. Sin embargo, a pesar de su deplorable aspecto, el estado del aluminio es notablemente bueno.

Los mecánicos de FPAC han realizado un buen trabajo y recompuesto la estructura básica del avión

El DC-3 de la FPAC fue  construido en 1944. Sirvió en las fuerzas aéreas británicas durante los últimos meses de la II Guerra Mundial, después de la cual se le dio de baja y se vendió en el mercado civil. Fue utilizado por varias compañías comerciales, primero del Reino Unido y después en Bélgica, donde lo voló Sabena. Posteriormente, en 1964 lo compró Spantax y recibió la matricula EC-ASP. En 1968 lo adquirió la empresa Aeroflete, que lo operó hasta 1974. Ese año Aeroflete quebró y el avión quedó abandonado en Madrid – Barajas.

Vídeo de las alas

A petición de FPAC, Aena lo donó mediante un documento de fechado el 22 de abril de 2010. En diciembre de 2011 se desmontó en piezas bajo la supervisión del jefe de taller de FPAC, Francisco Martínez, con la colaboración de un grupo de cinco socios voluntarios de la FPAC y dos de Airbus Military (antigua EADS-CASA). Iberia colaboró en los trabajos de desmontaje y carga del avión en los camiones, pues cedió máquinaria, herramientas y el espacio para desmontarlo, que se realizó en las instalaciones de La Muñoza.

Además, el equipo de dirección del aeropuerto de Barajas dio todas las facilidades y ayuda y la Fundación Aena, por su parte, concedió una subvención especial para transportarlo a Sabadell, encargo que efectuó la empresa de Martorell (Barcelona) Grúas SANJO que realizó el traslado a un precio ajustado.