dreamair

PARA LA IATA EL FUTURO DE LA AVIACIÓN PASA POR REDUCIR EL IMPACTO AMBIENTAL Y MEJORAR LA SEGURIDAD

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) reiteró su llamamiento hacia el planteamiento global sectorial para la aviación y el cambio climático bajo el liderazgo de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI). El llamamiento fue realizado por Giovanni Bisignani, Director General y CEO de IATA durante la sexta Conferencia del Dr. Assad Kotaite, organizada por la Royal Aeronautical Society, en Montreal.

Mientras los gobiernos se preparan para reunirse en Copenhague para hablar sobre el cambio climático, Bisignani identifica la responsabilidad medioambiental como una prioridad principal para la aviación, junto con la seguridad de pasajeros y operacional. La industria de la aviación está globalmente unida con el compromiso de estabilizar las emisiones de C02, conseguir un crecimiento neutro a partir de 2020, y reducir las emisiones hasta el 50% en 2050.

 

«La aviación es una industria global que se desarrolla bajo criterios mundiales. Nuestro compromiso para reducir las emisiones incluye toda la cadena de valor – fabricantes, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea y aerolíneas – y atraviesa todas las geografías. Al ser la nuestra una empresa que opera a través de las fronteras, la aviación solo puede seguir una única trayectoria para encontrar soluciones globales hasta en los problemas más difíciles. Por ejemplo, bajo la dirección de OACI, encontramos una solución al ruido que se adaptara tanto a países desarrollados como en vías de desarrollo. Somos un modelo para la cooperación entre industria y gobiernos dentro del marco de Naciones Unidas. La aviación es la única industria que va a aportar una solución global en Copenhague», explicó Bisignani.

 

Un planteamiento global sectorial contabilizaría las emisiones de la aviación a un nivel global como un sector industrial, no por estados. Esto aseguraría que la aviación fuese totalmente responsable de sus emisiones y, accediendo a los mercados globales de carbón, pagaría por sus emisiones una sola vez – no varias.

La cooperación entre industria y gobierno para garantizar el futuro de la aviación ha sido el tema central de los comentarios de Bisignani, dirigiendo su atención a los aspectos estratégicos de la industria a largo plazo. “Volar es la forma más segura de viajar precisamente por la colaboración de la industria con los gobiernos a través de OACI”, apuntó Bisignani.

 

Mejorar la seguridad

La mejora en la seguridad debe basarse en datos. IATA está poniendo en marcha un Centro de Información sobre Seguridad Global para alojar la información sobre seguridad de IATA en una única base de datos online. Bisignani apoyó el llamamiento del Secretario General de OACI, Raymond Benjamin, para compartir aún más datos sobre seguridad. «Para conseguir que una industria segura sea todavía más segura, debemos cooperar y compartir información.

La próxima reunión de alto nivel sobre seguridad de OACI (marzo de 2010) va a ser una gran oportunidad para sacar este asunto adelante, con planes definidos que fusionen los datos sobre seguridad procedentes de auditorías e inspecciones realizadas por OACI, FAA, EASA e IATA, que mejoren la seguridad mediante la identificación de tendencias y riesgos potenciales», explicó Bisignani.

 

Edición: José Fernández