dreamair

Los pilotos europeos acogen positivamente que EASA refuerce el control de actividades aeronáuticas

EASA

EASA

La Comisión de Transportes del Parlamento Europeo votó la semana pasada más de 1100 enmiendas destinadas a reforzar el nuevo «Reglamento de base» propuesto por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

El resultado ha sido un endurecimiento de las normas sobre seguridad de drones, unos procedimientos más ajustados para la supervisión coordinada de la seguridad operacional por parte de las autoridades aeronáuticas nacionales. También, se incluye un nuevo artículo que obliga a la Agencia a tratar la forma en que los factores socioeconómicos pueden afectar a los factores de seguridad. Todo esto establece una base sólida para un futuro diálogo a tres bandas con el Consejo de Ministros de Transportes y la Comisión Europea, que tendrá lugar a principios de 2017.

«Con esta votación, los parlamentarios de la UE demuestran que se toman en serio la necesidad de que EASA esté preparada para la próxima década», dice el comandante Dirk Polloczek, presidente de la European Cockpit Association (ECA). «Esto es crucial porque nuestros cielos estarán más concurridos en el futuro, puesto que nuevos operadores -como los drones- proliferarán en el espacio aéreo».

«Por lo tanto, estamos particularmente satisfechos con el endurecimiento de las normas de seguridad para operaciones con drones, que incluyen el requisito de una licencia de piloto de aviones no tripulados para operaciones comerciales. Esta es una buena noticia, ya que a la propuesta de la Comisión Europea le faltaba contenido. El Comité de Transportes ha tenido en cuenta el punto de vista conjunto de las partes interesadas, para que los aviones no tripulados desarrollen todo su potencial y se integren con seguridad en el espacio aéreo, es decir, sin poner en peligro a las aeronaves tripuladas».

«Los riesgos para la seguridad asociados con los nuevos y opacos modelos de negocio, las formas de empleo atípicas como los contratos ‘cero horas’, el autoempleo o los sistemas que hacen a los pilotos pagar por volar, necesitan un tratamiento urgente e integral», afirma Philip von Schöppenthau, secretario General de ECA, que conmina a EASA a adoptar un papel clave en esta materia.

«Celebramos el gran apoyo de todos los partidos a un nuevo artículo en el Reglamento de EASA, que obligará a la Agencia a adoptar medidas para evitar que factores socioeconómicos pongan en riesgo la seguridad aérea, así como a publicar cada tres años una revisión de todas las medidas adoptadas para abordar tales riesgos. Se trata de un importante paso adelante, que la comunidad de pilotos en Europa apoya plenamente».

ECA acoge también con satisfacción otras mejoras adoptadas por el Comité, como las enmiendas encaminadas a fortalecer la coordinación de la supervisión que las autoridades hacen de la seguridad operacional y las que garantizan una revisión separada del reglamento de la UE. 1008/2008 en lo que respecta a la aprobación previa de las operaciones de arrendamiento con servicios de wet-leasing; a asegurar que cada tripulación de cabina obtenga una licencia; así como enmiendas específicas que impidan la explotación de los esquemas «Pay-to-Fly».