dreamair

Entra en servicio el avión chino ARJ21-700 con vibraciones y ruido excesivo en cabina

La compañía Chengdu Airlines, filial de Sichuan Airlines, puso en servicio el pasado martes el primer birreactor regional COMAC ARJ21-700 (las siglas remiten a ‘avión regional avanzado del siglo 21’), que voló por primera vez hace ocho años. El avión tiene capacidad para 90 personas y realiza tres vuelos por semana entre Chengdu y Shangai.

Chengdu Airlines, que encargó a COMAC 30 aviones ARJ21-700, recibió el avión el pasado mes de noviembre. El programa del avión se lanzó hace 14 años para competir con los aviones regionales de Bombardier y Embrer, pero también con el Sukhoi Superjet 100 y Mitsubishi MRJ, todos ellos encuarados en el segmento de hasta 100 pasajeros.

comac_arj21

El ARJ21, que según los expertos aeronáuticos se inspira en el McDonnell-Douglas MD80, equipa motores General Electric GE CF34-10A y aviónica Rockwell Collins. El ala fue diseñada por Antonov en Ucrania. Por ahora solo cuenta con la certificación de las autoridades chinas, motivo por el cual todos los clientes del avión son chinos.

En la crónica del vuelo inaugural, The Wall Street Journal (WSJ) destaca que el avión entra en servicio con muchos años de retraso respecto de las previsiones iniciales, lo cual evidencia las dificultades que tiene China para convertirse en un actor de primer nivel en el mundo aeronáutico.

El avión debía de haber empezado a realizar vuelos comerciales el pasado mes de febrero, pero se ha retrasado sin dar un explicación. El WSJ informa que estos últimos meses ha realizado unas 140 horas de vuelo para asegurar la fiabilidad del avión.

ARJ21_vuelo

Indica que el vuelo inaugural llevó como pasajeros a funcionarios de la aviación, ejecutivos y periodistas y que el vuelo duró unas dos horas. El avión tiene una autonomía de vuelo de 2.200 km. y se puede configurar para entre 78 y 90 pasajeros.

El diario económico afirma, citando a la agencia de noticias Xinhua, que tras el vuelo inaugural el piloto se quejó de un excesivo nivel de ruido y vibraciones en cabina. Según el comandante del avión, Zhang Fangjie, «el fabricante tiene planes para hacer mejoras y esperamos que puedan resolver los problemas de ruido y vibraciones».

El diario concluye que «los observadores de la industria dicen que el largo proceso de certificación refleja la cautela por parte de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC). Un avión de pasajeros chino anterior, el biturbohélice MA60, basado en un viejo diseño soviético, ha tenido escasas ventas y un registro de servicio marcado por una serie de accidentes en China y en el extranjero».