dreamair

El Solar Impulse 2 ya está en condiciones de reanudar la vuelta al mundo

El Solar Impulse 2, durante un vuelo en Hawai

El Solar Impulse 2, durante un vuelo en Hawai

La organización de la vuelta al mundo que realiza el avión Solar Impulse 2 informa desde Hawai que están en condiciones de reanudar los vuelos. Desde el pasado 3 de julio el avión permanece en el aeropuerto de Kalaeloa después de cubrir un vuelo maratoniano de unos 8.900 km. desde Nagoya (Japón) en casi 118 horas.

El motivo del parón se debió a que las baterías del avión sufrieron un sobrecalentamiento que las dañó, obligando a detener los vuelos para incorporar en el avión nuevas baterías. Los organizadores estudiarán ahora las condiciones meteorológicas para escoger los días adecuados  para el vuelo, que llevará al avión hasta la costa oeste de Estados Unidos.

André Borschberg fue el piloto del último vuelo, con lo cual el próximo vuelo debe realizarlo Bertrand Piccard.

Entre finales de febrero y mediados de abril el Solar Impulse 2 ha efectuado 13 vuelos de prueba, que ha confirmado el buen funcionamiento del avión, que está propulsado por cuatro motores eléctricos almentados por la energía solar que acumulan las baterías y que le permite volar de noche. La parte superior de las alas está recubierta de placas fotovoltáicas que captan la energía solar.

En los vuelos de prueba se ha prestado especial atención al sistema de refrigeración que protege las baterías de problemas técnicos relacionados con la temperatura.

«Un avión con autonomía para volar de forma ininterrumpida sin combustible no solo es una primicia en la historia de la aviación. También forma parte de la historia de la energía», destacó Piccard. «El propósito principal de esta aventura es demostrar que las tecnologías limpias modernas pueden lograr lo imposible y animar a todos a utilizar estas mismas soluciones de eficiencia energética en su vida diaria».

Los organizadores aún no han decidido cuál será el aeropuerto de destino. Barajan cuatro emplazamientos: Phoenix, el área de San Francisco, Los Ángeles y Vancouver. Se han ampliado por tanto las opciones, pues se busca dar flexibilidad a la segunda parte de la travesía del Pacífico. El lugar escogido se anunciará dos días antes de comenzar el vuelo.