dreamair

Piden una regulación para las aeronaves pilotadas por control remoto que facilite su desarrollo con garantías

Isabel Maestre, directora de AESA, en la apertura del seminario / Foto: COPAC

Isabel Maestre, directora de AESA, en la apertura del seminario / Foto: COPAC

El desarrollo de las aeronaves pilotadas por control remoto -denominados drones o RPAS-, es una cuestión estratégica, con grandes posibilidades empresariales, que sólo será sostenible si se garantiza la seguridad de sus operaciones.

Esta es una de las conclusiones extraidas del Seminario sobre RPAS organizado por el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC), en colaboración de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

Representantes de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), la autoridad aeronáutica nacional y la industria han planteado a lo largo de dos jornadas los retos a nivel normativo y operacional que deben contemplarse para que el desarrollo de los RPAS se realice con las garantías necesarias, contando con las aportaciones de todos los actores involucrados.

Foto: COPAC

Foto: COPAC

En este sentido, una normativa europea armonizada es imprescindible para que las oportunidades que ofrecen los drones avancen de manera convergente, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada actividad y contexto operacional, con el objetivo de promover que la utilización por estas aeronaves del espacio aéreo, y finalmente, su integración total en el mismo, se realice con las mismas garantías de seguridad que se exigen a otras aeronaves.

Durante el seminario también se han expuesto las dudas en torno a esta nueva industria y a la normativa temporal existente en España hasta el momento, como los aspectos relativos a la formación y los certificados de los pilotos de RPAS, la clasificación de

estas aeronaves por pesos o la distribución de las notificaciones aeronáuticas. Así mismo, se ha planteado la necesidad de que la regulación contemple el establecimiento de un sistema de notificación de sucesos que permita realizar una gestión de la seguridad eficaz.

Igualmente se han destacado las ventajas que tiene España para convertirse en un laboratorio a nivel europeo para el desarrollo de estas actividades, como el alto nivel tecnológico, la baja congestión del espacio aéreo y las condiciones climatológicas.

Para el COPAC, el seminario ha permitido debatir en torno a algunas de las cuestiones que generan dudas respecto a esta industria emergente, ligada directamente a la actividad aérea y que exige conocimientos aeronáuticos. De igual forma, el COPAC espera que el debate siga abierto para establecer una regulación adecuada a nivel nacional e internacional.